Receta de tiramisú italiano casero casero

 In Blog

Hoy te traemos una receta de un postre que nos encanta y que está para chuparse los dedos: el tiramisú casero. Si tienes niños en casa puedes cambiar el café por descafeinado y prescindir del licor, o hacer dos versiones: una para los peques y otra para los más mayores. Por supuesto, en nuestro súper puedes encontrar de todo para llevarlo a cabo, así que apúntalo en tu lista de la compra y no te lo pierdas cuando vengas a hacer la compra.

Ingredientes:

  • 4 huevos tamaño L
  • una pizca de sal
  • 500 gr de queso Mascarpone
  • 120 grs de azúcar
  • bizcochos de soletilla
  • una taza de café (o descafeinado)
  • un poco de licor Amaretto (también puede ser Licor 43, licor de chocolate, licor café…).
  • cacao en polvo

Elaboración:

  • Lo primero es separar las claras de las yemas de huevo.
  • Vamos a montar primero las claras a punto de nieve. Ayúdate de unas varillas o de la batidora con este accesorio, ya que es importante que estén bien montadas para dar luego la consistencia a la crema. Cuando estén, vete espolvoreando y mezclando 60 gramos de azúcar, aproximadamente.
  • Los otros 60 gramos de azúcar lo vamos a juntar con las yemas. Tienes que batirlas hasta que queden de un color amarillo claro y se hayan integrado bien tanto el azúcar como las yemas (si lo tocas con los dedos, no se debería notar la consistencia del grano de azúcar).
  • Cuando lo tengas listo, echa el queso mascarpone (normalmente las tarrinas son de 250 gramos, así que necesitarás dos).
  • Mezcla y liga todo bien. Con la batidora, mucho mejor.
  • Cuando esté todo ligado, echa las claras a punto de nieve y mézclalo todo.
  • Ahora vamos a montar la base de una bandeja con los bizcochos. Estos los tenemos que mojar en el café. Pero ojo: si los empapas, los bizcochos se van a deshacer y la tarta pierde consistencia. Es mejor colocarlos y con una brocha darles el café y un toque de Amaretto o cualquier otro licor.
  • Cuando los tengamos, echamos y cubrimos los bizcochos con una capa generosa de crema. Espolvoreamos con cacao en polvo.
  • Monta otra capa de bizcochos encima y repetimos la operación con el café y el licor.
  • Y volvemos a montar otra capa de crema. Espolvoreamos cacao en polvo al gusto y, si quieres, algunos granos de café.
  • Mete a la nevera y deja que repose aproximadamente 6 horas.

Cuando más tiempo lo dejes, mucho mejor: cogerá mucho más sabor y consistencia.

¡Que lo disfrutes!

Recent Posts

Dejar un comentario